Buscar
  • historiascontadas9@gmail.com

Carrera Bolívar: motor de Medellín


Por Carlos E. López Castro


La carrera Bolívar –bautizada en honor al libertador– antiguamente fue conocida como Camino del Monte o barrio El Llano. Hasta 1897 iba solamente, al sur, hasta Maturín. Por ser una vía de gran extensión plana se aprovechó para comunicar el Centro con el Norte de la ciudad. El primer puente que hubo en Medellín fue diseñado por el sabio Caldas en 1814 sobre la quebrada Santa Elena con la carrera Bolívar. Se llamaba Puente de Arco y su reconstrucción se hizo en 1906.



CEMENTERIO SAN PEDRO

En una reunión del 20 de julio de 1842, se terminó de dar forma al proyecto y se nombró como director, tesorero y

recolector de fondos a Pedro Uribe Restrepo, quien fue el principal impulsor de la iniciativa de construir un segundo cementerio porque sólo existía el de San Lorenzo. “El 30 de septiembre de 1842, se firmó la escritura de compra del terreno, situado en el Camellón del Llano, frente a la parroquia de Hatoviejo, para el Cementerio,

que se llamaría El Cementerio Nuevo, de Particulares o de San Vicente de Paúl hasta 1871, año en que toma el nombre Cementerio de San Pedro. Al ser los fundadores los representantes de la élite comercial, política e intelectual de la época, también es llamado ‘el cementerio de los ricos’ o la ‘ciudad blanca’ por la gran cantidad de mausoleos y esculturas elaboradas en mármol de Carrara, la mayoría traídos desde Pietra Santa, Italia.1

Y como el que reza y peca empata, muy cerca del cementerio existió un sitio donde los vivos, devotos del aguardiente de contrabando, hacían su agosto. Así se escribió sobre este episodio: “Al sur de aquél (Cementerio de San Pedro) en 1880 sólo había mangas y potreros, hasta llegar a la casa de Carmen Zuleta, famosa contrabandista de aguardiente. Es su casa se reunían con frecuencia grupos de alegres contertulios que exhalaban un inconfundible tufo de licor, pero éste era el que no aparecía por parte alguna… Al final se descubrió el misterio: la piadosa Carmen honraba con velas y lámparas de aceite un enorme crucifijo de bulto, que resultó ser hueco; en el dedo de su pie un bien disimulado tapón permitía a los parroquianos succionar periódicamente, con reverente beso, el licor de contrabando”.2 En 1915, en el tercer piso del Edificio Ángel López, esquina de Bolívar con Boyacá, fue fundada la Escuela Comercial Remington, que en 2010 cumplió 95 años en Medellín.

BAÑOS DE PALACIO

En la Guía de Medellín, publicada en 1916, figuraba la carrera Bolívar desde la Estación del Ferrocarril de Amagá hasta la calle Darién (sólo tenía 16 cuadras), y como sitio turístico estaban los Baños de Palacio, del cual Lisandro Ochoa escribe así: “En la antigua casa de don Juan Mora Berrío, situada en el terminal de la hoy carrera Bolívar, estableció el señor Antonio Palacio una casa de baños alimentados por aguas que el señor Mora Berrío traía de su finca de Miraflores… Fue el señor Palacio el primero que estableció baños públicos con agua tibia y también fue de los primeros que aprovechó la cáscara de pergamino de café como combustible. Por lo central de este establecimiento tuvo siempre gran clientela; y con el buen resultado del negocio logró el señor Palacio hacerse propietario del local”.3

EL BOSQUE

Se inició entre los años 1910 y 1913 al conmemorarse los cien años de la Independencia, de ahí su nombre. En 1924, Ricardo Olano en sus memorias escribe sobre la gran cantidad de árboles (pomos, cañafístulos, mangos, suribios y pinos) que hizo sembrar en El Bosque y en la carrera Bolívar. Con el paso de los años, la carrera Bolívar ya se extendía iniciando en el Bermejal (hoy Aranjuez) pasaba por el antiguo Bosque de la Independencia (hoy Jardín Botánico), por el cementerio de San Pedro, el hospital San Vicente de Paúl y el parque de Berrío para terminar en la antigua estación del ferrocarril de Amagá hacia el sur de la calle San Juan.

DÉCADAS DE 1920 Y 1930

El 8 de noviembre de 1921 fue inaugurada una de las líneas del tranvía que iba por la carrera Bolívar hasta el cementerio de San Pedro. Después se extendió hasta el barrio Moravia (calle 84 con 52) y en 1922 llegaba hasta el manicomio y luego hasta el parque del barrio Aranjuez. Tranvía que funcionó hasta 1951 y que fue vital para la movilización de los medellinenses de los barrios al Centro. Dos edificios muy importantes del pasado fueron construidos en la esquina oriental de Bolívar con Boyacá, edificio Olano (primero en tener ascensor en Medellín e iniciada su obra en 1920), y al frene en la misma carrera Bolívar, el edificio Henry (que llegó a ser el más alto de la ciudad y aún existe). El 30 de octubre de 1921 hubo un incendio en los edificios Ángel López, Restrepo y Compañía, Almacén Americano, entre otros, situados en la carrera Bolívar, costado occidental del Parque de Berrío. El 7 de marzo de 1938, en el periódico El Colombiano escribieron así sobre un sector de la carrera Bolívar: “La principal zona afectada por las gentes de mala vida comprende un trayecto principal de ocho cuadras contadas desde el Hospital de San Vicente hasta el Bosque de la Independencia (calle 73), por la carrera Bolívar…”,4 por esa época ya se empezaba a hablar de Lovaina, sector de prostitución del cual tantas historias se han contado y que el maestro Botero ha dejado plasmadas en algunas de sus obras. No podemos olvidar que en la esquina de Bolívar con Boyacá estuvo el edificio de la Compañía Colombiana de Tabaco (hoy Corporación Universitaria Remington) y el Banco de Bogotá.

ALGUNAS AMPLIACIONES

Con relación a algunas ampliaciones de la carrera Bolívar, esto encontramos en las memorias de Ricardo Olano: “En 1923 o 1924 en el costado occidental del parque con motivo del incendio que hubo pocos años antes en ese lugar. Entre Boyacá y Calibío: según escritura del 8 de marzo de 1920, Ricardo alano cedió una faja gratuitamente frente al edificio Olano (Bolívar con Boyacá), para construir éste. Quiero anotar que la circunstancia de que yo ofrecí al municipio esta faja espontáneamente suplicándole al Cabildo que aceptara la donación que hacía por convenir a mis intereses, pues el edificio que iba a construir quedaba mejor y ganaba mucho, dando a una calle ancha en vez de una estrecha. Según Acuerdo N° 153 de 11 de octubre de 1927, Enrique Mejía y Benjamín Moreno venden por $10.000 un ensanche donde está hoy el Edificio Henry. Acuerdo N° 224 de 1932: La junta del Hospital de S. Vicente de Paúl cede al Distrito una faja de terreno de 144 1/2 metros de longitud por 3 metros de latitud, con cabida total de 433.40 metros cuadrados para ensanche de la carrera Bolívar; tal junta cercará de alambre sus terrenos frente a las carreras de Bolívar y Carabobo, y mantendrá limpios y despojados los frentes de tales carreras. Para tales gastos dará el Distrito $300. 5 A partir de 1984 cuando se contrata la construcción del Metro, con firmas alemanas y españolas, la carrera Bolívar inicia una total transformación. Metro que hoy en su línea “A” recorre a Bolívar desde el Cementerio de San Pedro hasta la Estación Alpujarra. Para saber más sobre otros sitios que existieron en la carrera Bolívar, se puede consultar la revista Historias Contadas No. 12 (marzo de 2005).

--

NOTAS:

1 www.cementeriosanpedro.org.co

2 Fabio Botero. Cien años de la vida de Medellín. Editorial Universidad de Antioquia. Municipio de Medellín. Segunda edición: diciembre de 1998. p. 46).

3 Lisandro Ochoa. Cosas viejas de la Villa de la Candelaria. Colección Autores Antioqueños, Medellín, 1984. p. 144)

4 Periódico El Colombiano, 7 de marzo de 1938 5 Ricardo Olano. Medellín en la memoria de Ricardo Olano. Instituto Tecnológico Metropolitano, ITM, Medellín, p. 106.

0 vistas

VISÍTANOS:

Medellín

(Ecuador  con Av. Oriental)

Carrera 48 # 58-11.

Todos los derechos reservados: Fundación Historias Contadas Comunicaciones

  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

LLÁMANOS:

300 343 57 66