top of page

Vía a El Aro abrirá el camino de la reparación a las víctimas 






Fuente: Unidad para las Víctimas, Colombia


El próximo año comenzará la construcción de la obra que la comunidad de este corregimiento de Ituango considera una deuda histórica para resarcirlos por los daños de la violencia. 


La reparación del corregimiento El Aro y sus víctimas dio un gran paso tras confirmarse que la construcción de la anhelada vía de acceso, que reclaman sus habitantes para sobreponerse a los daños del conflicto armado, comenzará en 2024. 


La obra se planea en dos etapas. La primera comienza en marzo del próximo año con los trabajos de apertura por parte de Empresas Públicas de Medellín (EPM), que asumirá la financiación y construcción de los primeros 2,9 kilómetros de vía industrial desde el sector El Arito, con conexión a la red vial que pasa por Hidroituango y los municipios de Valdivia e Ituango. 


Así se acordó tras una reunión entre una delegación de los habitantes y funcionarios de entidades como EPM, Unidad para las Víctimas, Alcaldía de Ituango, Instituto Nacional de Vías, Ministerio de Transporte, Gobernación de Antioquia. También la Procuraduría y misión de verificación de la Organización de Naciones Unidas como garantes de los compromisos adquiridos.

 

En una segunda fase, con recursos de otras entidades públicas y cooperantes que gestiona la Unidad para las Víctimas, se construirán los restantes 5,2 kilómetros para completar 8,1 kilómetros hasta el centro poblado del corregimiento. Será una vía terciaria con especificaciones para el transporte vehicular, de pasajeros y de carga pesada. 

Además de explicar temas de financiación, contratación y construcción, también se dieron a conocer avances como los diseños, licencias ambientales, compra de predios en el trazado de la obra vial y registros arqueológicos. 


Los campesinos han reclamado por mucho tiempo que llegue la inversión social a esta zona alejada y habitada hoy por menos de 1.500 personas. Afirman que después varias décadas de sufrir la violencia de grupos armados ilegales y hechos atroces como la masacre de 16 personas en El Aro (1997), que causó un desplazamiento forzado, las trochas por donde llegaron más de un centenar de hombres armados de las autodefensas mantienen el progreso alejado de su población.  


Hasta hoy, solo es posible llegar al caserío a lomo de mula o caminando varias horas por un sendero en mal estado. Por eso Tulio Hernán Mejía Muñetón, líder y representante del corregimiento, asegura que es “la principal necesidad y después de que nuestra comunidad fuera tan maltratada por la violencia nos merecemos una vida digna. Nos sentimos aislados”. 


Agregó que “si hablamos de reparación colectiva y no hay vía no tenemos por dónde entrar los materiales para el techo de la placa polideportiva, sacar los enfermos y poder sembrar cultivos para sacar al mercado”.  

Además de la vía terciaria, otra obra complementaria será una bici moto ruta por un camino viejo a cargo de la Gobernación de Antioquia, que se suma para mejorar el transporte hasta el caserío. 


“Cumplir una deuda histórica” 

Según la directora de la Unidad para las Víctimas en Antioquia, Claudia Patricia Vallejo Avendaño, “este es un proyecto que, por primera vez, está priorizado en el Plan Nacional de Desarrollo del actual Gobierno y permitirá que esta vía, tan necesaria, sea una realidad para cumplir con una deuda histórica con esta población y, además, implementar las acciones de reparación colectiva”. 


La funcionaria destacó que, tras facilitarse el transporte terrestre, también se podrá iniciar el próximo año la implementación de las acciones del plan integral de reparación colectiva que fue diseñado y concertado con la comunidad de El Aro.  


“Con este plan también se da cumplimiento a la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 2006 a favor del reconocimiento y resarcimiento a las víctimas de las masacres en Ituango”, indicó la directora territorial en referencia al reconocimiento de responsabilidad y la solicitud de perdón del Estado colombiano, en diciembre pasado, por las masacres en los corregimientos El Aro y la Granja. 


Entre las obras priorizadas por la comunidad para su reparación colectiva están el mejoramiento de las casetas comunales veredales y la placa polideportiva, la construcción del salón cultural y proyectos productivos agropecuarios (café, caña, ganadería, piscicultura) y la recuperación de tradiciones campesinas. 


La reparación colectiva de El Aro esta priorizada en la estrategia de Intervenciones Territoriales Integrales de la Unidad para las Víctimas en territorios que requieren acciones urgentes para cumplimiento de derechos, transformación de las condiciones de vida y superación de la vulnerabilidad causada por la violencia. 


Contempla la concurrencia y complementariedad de acciones y recursos de las entidades gubernamentales, la empresa privada y los organismos internacionales.


Ver más: Informe especial 25 años de la masacre de El Aro y su reparación, en: https://www.unidadvictimas.gov.co/especiales/ElAro/index.html


42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page