ASOCOMUNAL 10 La Candelaria: retos y perspectivas


Foto abajo: Asamblea informativa de Aocomunal, realizada en la sede comunal Las Palmas, 2022 (foto cortesía del autor del texto).
Por Manuel Peña Gonzáles Delegado Asocomunal JAC La Candelaria Recuento histórico El Movimiento Comunal en Colombia tiene una larga tradición cuya historia oficial sitúa su inicio en 1958, cuando se expide la ley 19, durante el gobierno de Alberto Lleras Camargo, que institucionalizó la figura de esta organización social comunitaria. Esta ley se da durante el primer mandato elegido popularmente como parte del pacto bipartidista conocido como el Frente Nacional, posterior a los nueve años de no realizarse elecciones durante la dictadura de Rojas Pinilla. Este gobierno acometió una serie de ajustes institucionales, entre ellas, “la política de desarrollo de la comunidad”, que incluía, la creación del Departamento Nacional de Planeación y la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP) A pesar de la fecha oficial, la “acción comunal”, tiene antecedentes que hunden sus raíces en las actividades colaborativas humanas presentes en las sociedades originarias latinoamericanas, en las manifestaciones de resistencia a lo largo de la invasión y la colonización española y en expresiones bastante arraigadas a lo largo de la construcción de las repúblicas independientes. En suma, la solidaridad y la ayuda mutua, son atributos inherentes al acervo cultural y de las tradiciones populares que le dan una base histórica y antropológica a la acción comunal y a la definición de sus propósitos y tareas esenciales. Durante el siglo XX, tomaron fuerza organizaciones tipo cofradías, mutuales, juntas de mejora, comités de ornatos, sociedades de artesanos y sindicatos, con fines variados pero centradas en el desarrollo de actividades comunitarias fundadas en el sentido de solidaridad, humanismo y bien común. De allí, que una definición de los organismos comunales como “una expresión social organizada, autónoma y solidaria de la sociedad civil, cuyo propósito es promover un desarrollo integral, sostenible y sustentable, construido a partir del ejercicio de la democracia participativa en la gestión del desarrollo de la comunidad” (Ley 2166 de 2021; Ley 743 de 2002), recoge en gran medida esta tradición profundamente mesoamericana. Así mismo, en otro aparte, el Consejo de Planeación Económica y Social 3661 establecerá la siguiente definición para la acción comunal: Es una organización cívica, social y comunitaria, de gestión social, sin ánimo de lucro, de naturaleza solidaria, con personería jurídica y patrimonio propio, integrada voluntariamente por los residentes de un lugar que aúnan esfuerzos y recursos para procurar un desarrollo integral, sostenible y sustentable, con fundamento en el ejercicio de la democracia participativa (DNP, 2018)(DNP, 2010). Legado Es pertinente mencionar, respecto de lo anterior, lo que puede considerarse como un legado, serio y significativo, de la teoría y práctica política alternativa colombianas al pensamiento latinoamericano con vistas a la construcción de modelos alternativos de desarrollo y, porque no, un gran aporte al pensamiento decolonial* en su acepción de construcción de teoría propia, situada, con raigambre en las vivencias y el espíritu de dignidad y lucha por el buen vivir de los pueblos. Me refiero a Orlando Fals Borda, quien enriqueció el pensamiento latinoamericano con su construcción sobre la Investigación acción Participativa y fue uno, quizás el mayor impulsor de la Acción Comunal, además de las Asociaciones de usuarios campesinos, de la reforma agraria, en sus diferentes roles que van desde profesor y directivo universitario, investigador consumado, dignatario de la Asamblea Nacional Constituyente, entre otros roles de importancia. En nuestra ciudad y en nuestra comuna Las Acciones Comunales en Medellín, son parte de esa tradición y legado histórico, que con el tiempo y por las vicisitudes de la vida nacional, permanecen en un estado de adormecimiento institucionalizado. Ejemplo de ello son las trece juntas de acción comunal existentes en la Comuna 10 de esta ciudad: el centro medellinense, con 17 barrios, con una población residente de poco más de ochenta y cinco mil personas y una población flotantes, en tránsito o permanencia diaria de entre 1.2 a 1.5 millones de personas que circulan, trabajan, deambulan, se recrean, hacen negocios y, en general, habitan este territorio de manera diversa y enriquecedora desde lo económico, lo cultural, lo social, el urbanismo, etc. En un escenario tan complejo y multifacético como este, las juntas comunales están llamadas a recuperar y ejercer un liderazgo que permita articular todas las diversas expresiones de ciudadanía que alberga el Centro de la ciudad. Lo primero, será una concertación para recobrar el tejido comunitario en cada uno de los barrios, dotando a cada uno de los organismos comunales de instrumentos de diagnóstico de su entorno inmediato o radio de acción, planeación, gestión y ejecución de acciones que le permitan alcanzar sus metas. Lo segundo, es construir las bases para su autonomía, independencia y autosostenibilidad, con emprendimientos solidarios y comunitarios que valoren la riqueza humana y la capacidad creadora de la gente. En tercer lugar, será apropiarse de las herramientas constitucionales y legales, así como de los instrumentos de gestión y administración necesarios para ejercer con claridad los liderazgos y dinamizar los procesos de desarrollo e integración comunitaria. Lo cuarto, es hacer lo propio con la organización de segundo nivel, para que esta instancia actúe como ente de coordinación, articulación, acompañamiento permanente y gestión de alianzas estratégicas Asocomual y su ideario La Asocomunal Comuna 10 debe asumir la función de gestión del desarrollo, entendido como “el conjunto de procesos territoriales, económicos, políticos, ambientales, culturales y sociales que integran los esfuerzos de la población, sus organismos y las del Estado, para mejorar la calidad de vida de las comunidades” orientado por principios y fundamentos comunales. De estos principios y fundamentos, vale destacar, sin menoscabo de ninguno, la construcción de comunidad como factor de respeto, tolerancia, convivencia y solidaridad para el logro de la paz, la concertación, los diálogos y los pactos como estrategias del desarrollo. Así mismo, la planeación como instrumento de gestión del desarrollo comunitario, la capacidad de gestión, autogestión y cogestión comunal, la educación comunitaria para potenciar la participación y, las formas colectivas y rotatorias de liderazgo con revocatoria del mandato y controles democráticos eficientes de la organización. Para cerrar esta reflexión, este proceso debe priorizar el fortalecimiento de las organizaciones comunales, con la meta clara de edificar el respectivo plan desarrollo comunal y comunitario. Este se elaborará en cada barrio, de manera concertada, por los afiliados comunales, vecinos residentes, autoridades locales y otros actores claves de cada territorio, propiciando el encuentro y la acción colectiva para procurar el desarrollo y el progreso de la comunidad. Esta es, pues, una apuesta a la que, sin duda, contribuirán y se verán reflejados todos los aprendizajes relacionados con pensamiento insurgente, pensamiento crítico latinoamericano y visiones alternativas para el desarrollo localizado, como otra manera de encontrar caminos hacia la prosperidad social, la paz, la democracia plena con justicia, equidad e inclusión.
--
*Pensamiento decolonial: es poco conocido, y más como herramienta de transgresión o alternativa al proceso de la globalización. La teoría decolonial, como muchos filósofos latinoamericanos la denominan, no es más que herramientas pedagógicas y críticas que cuestionan el conocimiento que a través de la historia se nos ha impuesto, es el proceso de emancipación de diferentes fenómenos como el amor, la ortografía o cuestiones que el eurocentrismo ha dominado, el concepto va ligado con la colonialidad/modernidad. (fuente consultada: http://portal.amelica.org/ameli/jatsRepo/251/2511189005/html/index.html


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square