El arte de cuidar lo que somos: en la plaza Botero


Medellín, 12 de julio de 2021
Fuente: Álvaro Narváez, secretario de Cultura Ciudadana y Mónica Pabón, gerente del Centro.
Con la campaña El arte de cuidar lo que somos, se pretende realizar acompañamiento social para la apropiación de la Plaza Botero a través del arte y la cultura.
- Promover el turismo cultural es otra forma de salvaguardar el patrimonio y las 23 esculturas del Maestro Fernando Botero.
- A esta jornada asistieron 67 artistas quienes se tomaron los espacios y crearon, en conjunto, experiencias únicas que dinamizaron este atractivo turístico y patrimonial de la ciudad.
Potenciar y reactivar los espacios públicos y fomentar la apropiación del patrimonio cultural, especialmente las 23 esculturas del Maestro Fernando Botero a través de la relación intercultural y con la comunidad, fueron el centro de la actividad realizada en la Plaza Botero que tuvo como cierre la presentación de Teresita Gómez, la pianista más grande del país y una de las más importantes de Latinoamérica.
La estrategia les permite a los ciudadanos tener sentido de pertenencia por el espacio público, fomentar su apropiación y, sobre todo, tomar consciencia del significado e historia que incorporan las distintas esculturas patrimoniales de la ciudad y uno de los destinos turísticos más importantes de Colombia, después de los recientes hechos de vandalismo e inseguridad que se han presentado en la Plaza Botero.
El secretario de Cultura Ciudadana, Álvaro Narváez, añadió que “la iniciativa de la Secretaría busca resignificar el espacio público y el patrimonio, y reconocer nuestras esculturas del Maestro Botero. El patrimonio que hay en el Museo de Antioquia nos va a permitir seguir construyendo una ciudad que sea respetuosa por los espacios públicos, por el buen vivir y por la construcción de ciudadanía con el otro”.
Gracias a la articulación con la Gerencia del Centro, la Secretaría de Seguridad y Convivencia, la Secretaría de Movilidad, la Secretaría de Salud, la Secretaría de Inclusión Social e Isvimed se pudo descentralizar y, al mismo tiempo, diversificar la oferta para la ciudadanía. A su vez, se contó con la participación de Empresas Varias de Medellín que se vinculó con la limpieza y el mantenimiento de la Plaza Botero.
La gerente del Centro, Mónica Pabón, expresó: “Estamos acompañando a la Secretaría de Cultura en esta gran apuesta a amar, que busca que nos apropiemos de una manera adecuada del corazón de nuestra ciudad. Con la presencia de la institucionalidad completa estamos articulando diferentes procesos, desde salud, movilidad, seguridad, inclusión social y participación, es decir, todos volcados en este espacio que es el centro de nuestro patrimonio del arte y la cultura de Medellín”.
En la mañana, se dio una sensibilización y se ofrecieron servicios para la ciudadanía por parte de la Secretaría de Salud; también, se realizaron exposiciones interactivas sobre el patrimonio y talleres creativos. En la tarde hubo una programación artística y cultural con intervenciones de baile y música de diferentes colectivos. Estas actividades evidenciaron cómo el arte puede habitar el espacio público y, de este modo, construir espacios para el encuentro y el diálogo, en medio de las condiciones adversas que atraviesa la ciudad.
Juan Felipe Úsuga, bailarín profesional del Balcón de los Artistas, hace una invitación a través de su propuesta: “en Cultura Parque participamos con nuestra propuesta que viene con urbano, salsa choke y salsa; una propuesta diferente que incentiva a las personas a conocer un poco y a cuidar el patrimonio. Nos tomamos los parques para que conozcan, recuperen y se reencuentren con su patrimonio, que ha sido algo maravilloso. Las personas han estado súper dispuestas; fue una energía súper emocionante y nos carga de mucha energía, no solamente a nosotros sino también a ellos, para que reconozcan que el patrimonio es de todos y debemos cuidarlo”.
Estas jornadas de arte y cultura favorecen la promoción del cuidado del patrimonio de Medellín y propician encuentros ciudadanos de convivencia pacífica con las comunidades, así como con los turistas quienes redefinen las formas de habitar dichos espacios y contribuyen con la reactivación económica que sigue moviendo la cultura.
Entradas destacadas
Entradas recientes