top of page

El Metro hoy excluye a los discapacitados

Actualizado: 17 mar


Por Carlos E. López Castro

(Editorial de la revista impresa # 154)


Vemos en las fotografías, cómo en la estación parque de Berrío una persona con movilidad reducida, baja con mucha dificultad y en las estaciones del tranvía no existe donde sentarse una persona con movilidad reducida.








En Medellín existen numerosas políticas públicas en muchos temas que competen al ciudadano común, pero no deja de ser letra muerta porque muy pocas se ejecutan con presupuestos para permitir que se garanticen muchos derechos humanos y libertades fundamentales. Una de tantas políticas que no se cumple es la relacionada a las personas con discapacidad (PcD) o con movilidad reducida.


A nivel mundial, la Convención Interamericana para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las (PcD), de la Organización de Estados Americanos OEA, fue aprobada mediante la Ley 762 del 31 de Julio de 2002. Su objetivo es: “Promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales para todas las personas con discapacidad, y promover el respeto de su dignidad inherente”.


En Colombia, el Artículo 93 de la Constitución política, establece que “los tratados internacionales sobre derechos humanos prevalecen sobre el orden interno y las normas nacionales, incluyendo los preceptos constitucionales, que deberán ser interpretadas a la luz de estos tratados”.


Reza de forma muy bonita y atractiva en cuanto a Medellín se refiere, que: “El proceso de implementación de la Política Pública para la Inclusión de las personas con discapacidad del municipio de Medellín, busca asegurar la equiparación de oportunidades de las personas con discapacidad, sus familias y cuidadores, mejorando su calidad de vida, autonomía e independencia para favorecer su inclusión social”.


La cultura Metro. La página web del Metro miente cuando publica por escrito en cuanto al tema de accesibilidad: “En materia de infraestructura, todas las estaciones son accesibles y cuentan, dependiendo de su arquitectura, con ascensores, plataformas mecánicas, escalas eléctricas y/o apoyos isquiáticos. De igual manera, las estaciones cuentan con teléfonos públicos bajos para personas de baja estatura”.


Solo en las estaciones Hospital del Metro y del parque de Berrío existe un ascensor. En la del parque de Berrío es un ascensor obsoleto, con capacidad para máximo dos personas, se frena varias veces en el trayecto, y solo sube hasta la mitad de la estación.


La dirección de comunicaciones del Metro de Medellín, en un comunicado, expresa que tiene algunas soluciones: “A finales de 2023 se adjudicaron los contratos de obra e interventoría para llevar a cabo el Plan de Accesibilidad del Metro de Medellín en su primera fase. Este plan busca mejorar las condiciones de accesibilidad de 10 estaciones para facilitar el uso de la red Metro por parte de todas las personas, especialmente aquellas con discapacidad. La Empresa invertirá más de 61 mil millones de pesos en estas adecuaciones, que finalizarán en el último trimestre de 2025”.


Demasiado tarde llegan algunas soluciones si tenemos en cuenta que nuestros urbanistas debieron tener en cuenta todos estos inconvenientes desde la misma construcción del Metro.


295 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page