top of page

Aumento del ruido: carta al Concejo de Medellín



Medellín, 4 de marzo de 2024

Respetados Señores

CONCEJALES DE MEDELLIN

Concejo Municipal de Medellín E.S.D.


REFERENCIA: Debates sobre Secretaría de Turismo y Plan de Ordenamiento Territorial.

SE PRONUNCIA: Alianza Internacional de Habitantes de Medellín (AIH Colombia)


Cordial saludo: Nos pronunciamos al respecto, por principios propios de nuestros ligados a la participación ciudadana, la solidaridad y por llamados insistentes de organizaciones y líderes comunitarios, profundamente afectados por los altos niveles de contaminación acústica que se registran en la ciudad de Medellín, no solo ya en su centro urbano sino además y de manera agresiva en todos los barrios.


Es muy preocupante que con la adopción de una secretaría de turismo se agudice la proliferación de negocios de alto impacto ambiental asentados de forma irreglamentaria y abusiva en medio de las zonas residenciales e incluso adosadas a instituciones educativas, culturales y de salud es dramática por el irrespeto sobre los derechos colectivos e individuales de los habitantes a un ambiente sano, a la salubridad pública exenta de riesgos innecesarios, a una buena calidad de vida acorde con los adelantos y posibilidades técnicas, tecnológicas y administrativas.


El asunto de la trágica caída del helicóptero en plena zona residencial de Manrique donde autorizaron un helipuerto con vulneración de todos los derechos colectivos enunciados, el creciente “mercado” de menores para tráfico sexual, el uso de terrazas de gran altura en Laureles para negocios y actividades de alto impacto acústico, la miríada de tabernas en cuadras residenciales, la expansión de fiestas privadas con enormes equipos móviles de alta resonancia sonora en medio de las residencias, la imposición de autódromos irregulares en medio de las urbanizaciones residenciales (Central Park), son ejemplos de un sin fin de actividades que causan graves perjuicios y daños a los pobladores que terminan siendo amenazados, desalojados o expulsados.


El costo alcanzado por arriendos y propiedades en Medellín, que son los más altos del país, están asociados, precisamente, a la burbuja inmobiliaria propiciada por un turismo sin control, desmedido, irresponsable, contaminante, amén de otros flagelos insoportables para el común de la ciudadanía.


Podríamos señalar que, en casi todas las circunstancias, se incumplen normas de todo tipo: ambientales, de convivencia, usos del suelo, restricciones urbanísticas y claros mandatos constitucionales sobre la función social y ecológica de la propiedad, pública y privada, mueble e inmueble. Principio, valor, mandato constitucional que junto con el derecho a vivienda digna debe ser eje central en estas materias de turismo y planes de ordenamiento territorial y que debe incorporarse en las decisiones del Consejo Municipal como representante de amplios sectores sociales de la ciudad. Recordémoslo:


Artículo 58. Se garantizan la propiedad privada y los demás derechos adquiridos con arreglo a las leyes civiles, los cuales no pueden ser desconocidos ni vulnerados por leyes posteriores. Cuando de la aplicación de una ley expedida por motivos de utilidad pública o interés social, resultaren en conflicto los derechos de los particulares con la necesidad por ella reconocida, el interés privado deberá ceder al interés público o social. La propiedad es una función social que implica obligaciones.


Señores Concejales; ¿De qué sirven las alertas consuetudinarias y las buenas intenciones, si los tenedores y usufructuarios de la propiedad mueble e inmueble, oficial o privada, no cumplen con los mandatos constitucionales y la solidaridad humana con su función social y ecológica, amparados en la acción y omisión de las autoridades?


Llamamos a que el Concejo Municipal y la sociedad civil se manifieste con base en el respeto y la vigencia de los derechos humanos en sus políticas de turismo, reordenamiento territorial, usos del suelo y democracia social.


¡El ruido es un asunto de derechos y no de tolerancia!


Atentamente,


Carlos Arturo Cadavid Valderrama

Coordinador Voluntario AIH Colombia

Cel.: 301-410-1680

Medellín-Colombia

132 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page